martes, 9 de abril de 2013

Se abre a la prensa Sistema penintenciario cubano

Por: Ileana Ortega Pozo

La prensa acreditada en Cuba visita este martes varios centros penitenciarios en La Habana con el objetivo de conocer  y comprobar in sito las condiciones de trabajo y vida, así como también la atención que se les brindan a los sancionados y familiares visitantes.
El recorrido, convocado por el Ministerio del Interior (MININT), incluirá el establecimiento penitenciario Combinado del Este, el más grande entre los cinco de mayor seguridad que existe en el país, enclavado en el municipio de Guanabacoa.

Según fuentes del MININT, los reporteros recorrerán el centro de trabajo y estudio abierto de "La Lima", el penal de mujeres "El Guatao" y el centro para jóvenes "San Francisco de Paula", ubicados en distintos municipios habaneros. 

En aras de obtener un sistema peninteciario más avanzado y justo, Cuba lleva adelante variados programas con la población penal como el Tratamiento Diferenciado a los Jóvenes Reclusos, Programa Audiovisual, para el desarrollo de las bibliotecas en las prisiones, para el desarrollo de cursos de Enfermería, Trabajo socialmente útil en la población penal, para el desarrollo del deporte, y el Proyecto Reincorporación.

Quizá este último resulte el más avanzado de los programas en marcha. Está dotado de personal profesional con alta calificación que trabaja directamente con los internos, los cuales se encuentran organizados en grupos de 25 a 30 integrantes.

Cada interno es valorado por un grupo multidisciplinario de psicólogos, pedagogos y juristas. Se realizan pruebas psicométricas y entrevistas tanto a ellos como a sus familiares allegados, con el fin de elaborar un plan de acción individual con cada uno y lograr el compromiso consciente y voluntario de estos de trabajar unidos para su adecuada reinserción a la sociedad. 
El Programa Audiovisual 

Comenzó a materializarse enoctubre de 2011 y hoy se encuentra implantado en todos los centros penitenciarios del país. Se dotó a cada centro penitenciario de televisores y equipos de vídeos con fines educativos, organizándose un plan de estudio denominado Por los nuevos caminos, sustentado en cursos de diferentes materias contenido en el Programa “Universidad para Todos” (de cultura general para toda la población) y otros materiales educativos y películas. 

El monitor se afianza hoy en día en las prisiones cubanas como un líder positivo, que a la vez de contribuir a la superación del resto de la población penal, contribuye a su propia formación para su reincorporación a la sociedad. 
Programa de Tratamiento Diferenciado a los Jóvenes Reclusos 

El sistema penitenciario cubano ha ido creando instalaciones especializadas para jóvenes reclusos en todo el país, donde además de garantizar una adecuada clasificación de estos reclusos con respecto al resto de la población penal, se crean las condiciones para lograr la aplicación de un sistema de tratamiento educativo acorde a edades jóvenes, en las que aún está en proceso de formación la personalidad.  

Programa para el desarrollo de las bibliotecas en las prisiones 

Actualmente se cuenta con bibliotecas para uso y disfrute de los penados y funcionarios.
Además del convenio de trabajo con la Biblioteca Nacional José Martí, existen otros con bibliotecas provinciales y municipales, los cuales facilitan, además de la capacitación anteriormente señalada, el préstamo y donación de libros. 

En muchos establecimientos penitenciarios se han promovido actividades de donación de libros a sus respectivas bibliotecas por organizaciones sociales y de masas, por los propios funcionarios penitenciarios y por los familiares de los reclusos. 
Programa para el desarrollo de cursos de Enfermería 

Está coordinado entre el Sistema Penitenciario y el Ministerio de Salud Pública, comenzó a ejecutarse, con el inicio del 1er Curso, en marzo de 2004.. Se imparte a reclusos previamente seleccionados bajo el principio de voluntariedad, buena disciplina y que tengan aprobado el 12 grado de escolaridad. El curso se imparte en el Hospital Nacional de Reclusos, hospital docente radicado en la Prisión Combinado del Este, en la capital del país. Se proyecta su ampliación a las demás provincias del país. 
Trabajo socialmente útil en la población penal 

El empleo voluntario de la población penal cubana en el trabajo socialmente útil y remunerado, ha sido siempre, desde el triunfo de la Revolución Cubana, uno de los objetivos prioritarios del Sistema Penitenciario Cubano. 
Programa Atención Diferenciada a la Mujer Reclusa 

La población penal femenina en Cuba se encuentra debidamente clasificada en instalaciones penitenciarias exclusivas para ellas, que son atendidas directamente por personal penitenciario de igual género. 

Las mujeres reclusas se encuentran incorporadas al estudio y al trabajo remunerado, así como se capacitan en oficios, entre ellos: de profesoras de cultura física y deportes, bibliotecarias, cocineras, gastronómicas, costureras, peluqueras y otros. 
Programa para el desarrollo del deporte 

La práctica sistemática del deporte es parte integrante del sistema de tratamiento educativo que se le dispensa a la población penal.

Fuente: Granma y ECURED