martes, 18 de junio de 2013

Concluye en Matanzas compleja operación marítima con plataforma de perforación marina

Con absoluta precisión y por primera vez en la Mayor de las Antillas, transcurrieron en la bahía de la occidental provincia cubana de Matanzas las maniobras para el traslado de la moderna plataforma petrolera Songa Mercur, perteneciente a la empresa rusa Zarubezhneft, entidad que había contratado con Cuba-Petróleo, labores de prospección en aguas del centro norte de la isla.
Luego de permanecer durante más de una semana a la vista de los matanceros comenzó en la mañana de este lunes el hundimiento del buque semisumergible, con más de 220 metros de eslora y diseñado para trasladar el equipo de perforación, que supera las 38 mil toneladas.

Las maniobras, además de exigir rigurosas operaciones sugeridas por los prácticos del puerto, incluyeron levar anclas de la gigantesca plataforma de perforación marina y con potentes remolcadores, llevarla hasta sobre la cubierta del buque, para luego de fijarla comenzar un lento proceso de reflote.

Luego de las cinco de la tarde, la plataforma descansaba sobre la cubierta del navío que le conduciría hasta la región asiática. A partir de ese momento se iniciaron los exigentes trabajos de trincado o fijado de la plataforma, que requiere de centenares de soldaduras de alta precisión y que ocuparán un espacio de al menos 48 horas, antes de poderse hacerse a la mar.

Vasily Ilin, capitán del buque que trasladará hasta Viet Nam el equipo de perforación petrolera comentó que la bahía de Matanzas en muy profunda y elogió la rapidez y profesionalidad de los prácticos del puerto, con quienes acometieron exitosamente las complicadas maniobras.

Por su parte, Román Rufino Hernández, práctico mayor del puerto de Matanzas, explicó que estudiaron meticulosamente la estrategia para desarrollar sin mayores contratiempos la complicada operación y adelantó que desde el punto de vista profesional, les causó agrado los elogios de la tripulación Noruega, entrenada en esas maniobras.

Según confirmaron especialistas de la naviera Noruega, encargada de las operaciones logísticas de la empresa rusa, es muy posible que la plataforma de perforación regrese a la bahía de Matanzas a finales de este año y de esta forma continuar el contrato con el gobierno cubano en aguas del centro norte de la isla.

Los curiosos matanceros aguardan por el regreso de la colosal estructura de 38 mil toneladas de peso muerto para en ese momento, pero en sentido contrario; disfrutar de las maniobras que comprenden el hundimiento del buque, reflotado de la plataforma y su traslado, tirado de potentes remolcadores, hasta el lugar en que continuará la de prospección petrolera.



Este lunes concluyó exitosamente la primera maniobra de aproximación y subida de la plataforma petrolera Songa Mercur al buque supercarguero semisumergible Hawk, procedente de Noruega.

Fuente: Radio Rebelde