sábado, 13 de octubre de 2012

El escudo de la vida


¿Existe realmente un agujero en la capa de ozono?

La mayoría de las personas aseguran que existe un agujero en la capa de ozono, sin embargo investigadores de este fenómeno señalan que realmente no existe tal hueco. 

Los especialistas manifiestan que realmente lo que existe es una disminución de la concentración de ozono en determinados lugares, principalmente en la Antártida, donde en ocasiones se atenúa a menos de 220 unidades de Dobson, que es la forma de medir la columna de ozono, la cual se modifica según la época del año.

Algunos científicos explican que la capa de ozono se abre los meses de agosto a noviembre y posteriormente se restablecen las condiciones, por tanto “no existe” tal fisura.

Conocida también como escudo del planeta Tierra, la capa de ozono cumple una importante función. Protege de la luz solar y evita daños al sistema inmunológico, padecimientos como cataratas o deformaciones del cristalino; o cáncer de piel por exposición a rayos ultravioletas.

Con el propósito de evitar estos males, desde la década de los años 80 del pasado siglo, la mayoría de los países aúnan voluntades para la protección de la capa de ozono a partir de la firma del convenio de Viena y del protocolo de Montreal. Cuba es signataria de ambos compromisos y de sus posteriores enmiendas. 

Nuestro país eliminó las sustancias agotadoras de la capa de ozono en la primera etapa, entre ellas los clorofluorocarbonos, CFC, que se utilizan en el sector de la refrigeración, la elaboración de los aerosoles industriales y de inhaladores terapéuticos. En la agricultura dejó de emplearse el bromuro de metilo para la fumigación de cultivos.

Educación Ambiental 

Especialistas de varias disciplinas impulsan un proyecto para contribuir a la protección de la capa de ozono. Se trata de la reconversión de equipos de refrigeración de aire acondicionado en el sector comercial, sustituyendo unas sustancias por otras no agotadoras. En La Habana, unidades como la pizzería Cinecitá, en la Casa del perro de 23 y K; en algunos centros de salud como los hospitales de Guantánamo o San Cristóbal en Pinar del Rio.

La capacitación, es el centro de esta iniciativa. Unos cinco mil técnicos han recibido cursos de buenas prácticas sobre uso de nuevas técnicas, de sustancias alternativas, o cómo aplicar la eliminación del CFC que es el que más se emplea en el país.

En la actualidad la legislación cubana también se perfecciona a fin  de cumplir los compromisos asumidos en el protocolo de Montreal. Ahora un plan nacional promueve la eliminación de los CFC en el período 2012-2030.

Junto a las leyes, el trabajo  de educación ambiental desarrolla en las nuevas generaciones actitudes responsables con el entorno. Círculos de interés medioambientales en las escuelas, proyectos comunitarios o culturales, cada uno desde su perspectiva, elaboran mensajes que invitan a salvar el escudo de la vida. 

Artículos relacionados