viernes, 9 de agosto de 2013

Gobierno de La Habana se pronuncia contra indisciplinas, ilegalidades y hechos de corrupción (I)


La última sesión ordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular reiteró su compromiso de continuar profundizando su labor de prevenir, combatir y sancionar con rigor toda manifestación de corrupción, indisciplina o ilegalidad y fortalecer el control popular, tal como exige la población.
Un detallado informe de la Comisión Permanente de Trabajo de Legalidad, Defensa y Orden Interior del órgano de Gobierno en La Habana, f ue analizado por los delegados que coincidieron en definir como problemas esenciales las ilegalidades de las viviendas y las regulaciones urbanísticas, las vinculadas a la comercialización de productos, prestación de servicios y el trabajo por cuenta propia, insuficiencias en la aplicación de la Resolución 60 sobre el Control Interno, dictada por San Miguel del Padrón: Fábrica ilegal de piezas y artículos plásticos. Los responsables se encuentran en Prisión Provisional. la Contraloría General de la República (CGR) y las conductas que atentan contra las normas de convivencia, tranquilidad y bienestar de la población.

La Asamblea coincidió de forma autocrítica en que, en general, aún falta previsión y sistematicidad en el enfrentamiento a estos hechos y conductas, lo cual requiere en todos los niveles de transformaciones en el actuar y la conducta de los cuadros, funcionarios y trabajadores, para darles solución a estos males que atentan contra las bases mismas de nuestro sistema social, como bien expresó el General de Ejército Raúl Castro Ruz en la más reciente sesión del Parlamento.

Ilegalidades en la vivienda y regulaciones urbanísticas

Hasta abril solo inspectores de la Vivienda detectaron más de dos mil 300 ilegalidades, mientras los de Planificación Física encontraron otras mil 309 que contravienen el ordenamiento territorial y urbano, siendo las más significativas la ocupación de suelo estatal por personas naturales y jurídicas, modificación de fachadas y el uso indebido de portal y franja de jardín para el ejercicio del trabajo por cuenta propia.

El enfrentamiento en el sector residencial en lo que va de año ha estado dirigido a los asentamientos ilegales nuevos y crecimiento de los ya existentes, con el resultado de la erradicación de 154 de estas viviendas en 14 asentamientos.

Centro de las prioridades de la provincia es restablecer el orden a partir del levantamiento realizado en Alamar y Colón por la Fiscalía y en las playas del Este, por la prioridad de rehabilitar las zonas costeras, afectadas por inmuebles construidos en la costa y su franja de protección.

Citaré el ejemplo de Barlovento, en el Consejo Popular Santa Fe, del municipio de Playa, donde, a partir de las denuncias de los vecinos, hubo enérgicas acciones: se demolieron cinco muelles, cuatro ampliaciones en zonas costeras y extrajeron del fondo marino 93 losas prefabricadas empleadas como piso ¡para una piscina privada! La Comisión valoró de positiva la aplicación de las regulaciones establecidas y el enfrentamiento; sin embargo, los resultados alcanzados hasta el momento distan de lo que necesita la ciudad en ese frente.

Comercialización de productos  de productos y prestación de servicios

Se pudo constatar que las principales deficiencias están relacionadas con violaciones de precios, de las normas; ausencia de los administradores, falta de higiene, introducción de mercancías, establecimientos sin ofertas de comestibles, inexistencia de tarjetas de estiba y normas técnicas, deficiente margen comercial, productos y también licencias sanitarias y autorizaciones de comercialización vencidos, medios de medición no certificados e insuficiente insumo para la prestación del servicio.

Los escenarios principales de estas violaciones se presentan en establecimientos del Comercio, la Gastronomía, la Unidad Básica de la Industria Alimentaria (UBIA) y las tiendas recaudadoras de divisas.

En el enfrentamiento a este tipo de ilegalidades hasta el cierre de marzo impusieron 41 mil 991 multas por una cuantía de siete millones 500 mil pesos, cifras superiores a las de años anteriores.
Fuente: Tribuna de La Habana