miércoles, 30 de enero de 2013

Elegirán el próximo domingo a diputados y concejales en Cuba




 Por: Ileana Ortega Pozo

Con más de ocho millones de cubanos convocados a urnas, el tres de febrero se definirán los 612 escaños parlamentarios y los casi mil 270 delegados provinciales.
 

De ese total, a La Habana  sólo corresponderá  elegir  143 delegados a la asamblea provincial y 109 diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular. 
Autoridades electores han explicado que, desde el día anterior al sufragio, se publicarán las listas de electores actualizadas, y cada colegio dispondrá además de los modelos de partes parciales y las boletas debidamente acuñadas y enumeradas.

Un elemento diferente es que en esta etapa no es necesario votar en el lugar donde uno reside, las personas pueden hacerlo donde se encuentren en el momento del sufragio y se adjuntan a los listados de electores como inclusiones excepcionales.

Estos comicios también se distinguen de los parciales efectuados en Octubre- Noviembre de 20,  por la existencia, en esta ocasión, de dos boletas, una para los delegados provinciales y otra para los diputados.

En ambos casos los electores podrán ejercer su derecho al voto con sólo marcar una cruz al lado del o los nominados que desee, y si prefiere hacerlo por todos deberán votar X en la casilla habilitada al efecto en la parte superior de cada boleta.

Cada colegio electoral dispondrá de dos urnas para el depósito de las boletas, correctamente identificadas cada una con la boleta en cuestión: una para los delegados y otra para los diputados.

El Presidente de la Comisión Electoral Provincial en La Habana, Carlos Amador Silva, confirmó que para la votación del domingo funcionarán en La Habana más de cinco mil 500 mesas electorales.

Desde hace semanas están expuestas en lugares públicos las fotos y biografías de los candidatos para que los electores conozcan de las cualidades morales y capacidad de quienes serán sus representantes por un período de cinco años.

Para los diputados y delegados que resulten electos el próximo domingo tres de febrero, se abre un período de cinco años, donde Los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución constituyen una herramienta esencial en la gestión de gobierno.

Los representantes del pueblo que comiencen el nuevo mandato deberán tomar como herramientas: la actual legislación y el eficiente y sistemático control y fiscalización de las entidades administrativas, así como la labor de las Comisiones Permanentes de Trabajo en todas las instancias, y la participación del pueblo en la toma de decisiones, para llevar adelante las transformaciones económicas, y deberán trabajar, además, en beneficio de la comunidad y rendir cuentas de manera permanente de su gestión de gobierno.