jueves, 1 de noviembre de 2012

Prioriza Cuba el ahorro a partir del reciclaje de materias primas


Por Ileana Ortega Pozo

El reciclaje de materiales cuya vida útil expiró,  y su reincorporación a la cadena productiva como materia prima, es un proceso que cada día se extiende más entre las empresas cubanas. 

La validez en la recuperación de materias primas es tan amplia como versátil. Una lata de aluminio, una botella plástica, papel o cartón cuyos elementos primarios fueron la bauxita, el petróleo o la madera, respectivamente,  vuelven a ser reutilizados con el consiguiente beneficio económico y ambiental. Por ello el reciclaje deviene desde hace algunos años, en actividad importante tanto económica como educativa por sus múltiples ventajas.

Por ejemplo: la recogida de envases de aluminio representa para Cuba un importante ingreso, pues en el mercado internacional la tonelada de chatarra de ese material es cotizada a 350 dólares. La elaboración  de nuevas latas de aluminio a partir de recicladas, requiere un 95 por ciento menos de energía que si se usara  aluminio primario. De cualquier manera proporciona ganancias.

Según Jorge Luis Tamayo, director de la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas, ese sector creció en 2011 un cuatro por ciento con respeto al año precedente, y el plan se cumplió sólo en 13 de 16 productos designados.

En su intervención en diciembre pasado en la Comisión de Atención a la Industria y el Comercio de la Asamblea Nacional, Tamayo explicó que los incumplimientos recayeron sobre la recuperación de chatarra fundida, el plástico y los envases de cristal. 

Explicó que la chatarra de acero alcanzó las 293 mil toneladas, récord en los últimos diez años, mientras los indicadores del papel y cartón reportaron cifras jamás alcanzadas en 20 años.

En Cuba el efecto económico estimado por la recuperación de desechos supera los 112 millones de dólares durante el primer semestre del actual año, y las potencialidades reales son muy superiores, por tanto el reciclaje debe concebirse como una actitud de alta prioridad en momentos de crisis, así lo refrenda el lineamiento 235 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

EL 7 de noviembre, la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas, cumplirá 51 años. En más de medio siglo esa entidad ha procesado, miles de toneladas de chatarra, cartón, vidrio, papel, plástico y textiles, que de otra forma hubieran terminado en un basurero. Es el momento justo para concientizar que reciclar siempre da dividendos.