jueves, 20 de septiembre de 2012

Autoridades electorales vaticinan un exitoso proceso electoral en La Habana


Por: Ileana Ortega Pozo

“El proceso electoral transcurrirá exitosamente en La Habana, tanto en esta primera etapa en que son nominados y elegidos los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, como en la posterior para la conformación de la Asamblea Provincial y los diputados a la Asamblea Nacional. Eso es posible gracias a que las autoridades electorales actúan con estricto apego a la Ley Electoral y sus normas complementarias, los principios y normas de carácter ético, con plenas garantías a los ciudadanos y profesionalidad en todos los actos del proceso”.

Así lo aseguró Carlos Amador Silva, presidente de la Comisión Electoral Provincial (CEP) en la capital, quien informó el promedio de asistencia de electores se comporta al 83 por ciento, y destacó  el importante papel que han desempeñado, en la movilización de las masas, las Comisiones Electorales de Circunscripción, CEC, junto a las organizaciones políticas y de masas de cada área.

Esta semana y la siguiente (3ra y 4ta del proceso), deben realizarse el 33 por ciento del total de las reuniones programas, para cumplir el cronograma previsto.

El presidente de la CEP informó que los municipios con mayor número de áreas de nominación en la provincia son Boyeros, Arroyo Naranjo, La Habana del Este y Diez de Octubre, con más de 800 asambleas cada uno, seguidos por Playa, Plaza, Cerro y Marianao, con más de 600.

Recordó que el derecho constitucional de los cubanos permite proponer y ser propuestos, y explicó que para facilitar a la población su acceso el día de la votación, el domingo 21 de octubre, se trabaja simultáneamente  en la puntualización del registro de electores y de los colegios electorales necesarios.

Finalmente aclaró que las personas propuestas deben residir de manera permanente en la circunscripción y expresar su aceptación, y de no estar presente en la asamblea, debe haber dado previamente su consentimiento a quien lo propone.