lunes, 11 de junio de 2012

Tecnología cubana garantiza calidad de vida al nacer


Por Ileana Ortega Pozo

El éxito del diagnóstico temprano y tratamiento oportuno de enfermedades de alta complejidad, a partir del desarrollo de nuevos métodos de detección y tecnologías de avanzada, sitúa a Cuba entre los pocos países que aplican un programa de ultra micro ensayo ampliado para pesquisa neonatal.

Gracias al Sistema Ultra Micro Analítico (SUMA) se pesquisan en la antilla mayor cada año entre 130 mil y 150 mil niños recién nacidos, para detectar la presencia de cinco enfermedades que, de no ser diagnosticadas a tiempo, pueden causar graves secuelas e incluso la muerte del pequeño.

Esta tecnología desarrollada por el Centro de Inmunoensayo (CIE) permite detectar en la sangre de cada neonato trastornos del metabolismo, como hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, hiperplasia adrenal congénita, deficiencia de biotinidasa y galactocemia.

Los diagnosticadotes cubanos pueden detectar otros padecimientos en el período prenatal como la hepatitis B y VIH, además de defectos congénitos como la anencefalia.

El CIE, una institución que arribará este año a su aniversario 25, tiene activos en el país más de 790 laboratorios con tecnología SUMA.
Fuente Portal Cubaindustrias