viernes, 4 de mayo de 2012

La continuidad de estudios está garantizada


La realidad socioeconómica cubana ha fortalecido el nivel de exigencia en la labor de los profesores de la enseñanza secundaria, pues depende de ellos en grado sumo, la orientación profesional y formación vocacional que sean capaces de brindar una inclinación consciente e inteligente de los estudiantes de acuerdo con su preparación y aptitudes en general.

Las circunstancias han estado marcadas por la urgencia de gestionar para el futuro inmediato una cantera de trabajadores que favorezcan el cumplimiento de las estrategias de desarrollo de la nación, por ello este curso se mantiene  la necesidad de encauzar poco más del 50 por ciento de los egresados hacia escuelas técnicas.

Tanto las posibilidades técnicas del estudiantado como el conocimiento de las especialidades técnicas son claves en el enfoque de interés de los jóvenes para alcanzar ese objetivo.

Profesores de secundaria básica coinciden en la importancia  del aprovechamiento de los grados séptimo y octavo, pues el diagnóstico de formación vocacional y orientación profesional de noveno grado está en función del desempeño personal del alumno, o sea de lo que hayan sido capaces de lograr como resultado de su aprendizaje.

Los estudiantes al concluir el ciclo de estudios del nivel medio de enseñanza pueden optar diferentes variantes de continuidad de estudios en correspondencia con las exigencias sociales y económicas, los intereses y las aptitudes de cada uno de ellos.

Las disposiciones actuales permiten además, luego de concluir estudios de nivel medio superior, presentarse a los exámenes de ingreso por concurso a la Educación Superior en las asignaturas Matemática, Español e Historia, para mediante un escalafón ingresar estudios superiores.

En los últimos años, como resultado del perfeccionamiento del sistema educacional del país, han ocurrido cambios no solo en la orientación de las carreras y el número de las que se ofertan, sino además en la forma en que se puede continuar estudios, incluso superiores.

El próximo ocho de mayo comenzarán los exámenes de ingreso para acceder a las universidades. En aumento van las tensiones ante la proximidad de estas pruebas, donde la preparación hasta ese momento es definitiva para alcanzar un mejor resultado. Pero lo que debe quedar claro para toda la familia es que en Cuba no existen límites para la continuidad de estudios porque cada joven tiene esa posibilidad garantizada.