martes, 13 de marzo de 2012

José Antonio, compromiso ineludible

Hoy se cumplen 55 años de hermoso gesto que marcó el deber de la juventud patriótica en la ciudad, en la lucha por derrocar la sangrienta dictadura de Fulgencio Batista, mientras en la Sierra Maestra se forjaba el Ejército Rebelde.
Inspirados en el ejemplo de Mella, Rubén, Guiteras, Abel, Boris y tantos jóvenes caídos por la Patria, la vanguardia juvenil revolucionaria, el líder estudiantil universitario José Antonio Echeverría, llamaba al pueblo a reeditar la epopeya de la lucha armada, como en 1868 y 1895.
Las acciones del 13 de marzo, no culminaron exitosamente. El tirano estuvo a punto de ser ajusticiado.
El pueblo se enteró de la audaz acción en la voz de José Antonio: “Pueblo de Cuba, en este momento acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el dictador Fulgencio Batista…”
La mitad de los asaltantes a Palacio murió en el intento. El líder del Directorio Revolucionario cayó acribillado a un costado de su Universidad.
José Antonio sabía que iba a una muerte segura. En su testamento político expuso su carácter y convicciones. “No desconozco el peligro. No lo busco. Pero tampoco lo rehuyo. Trato sencillamente de cumplir con mi deber.”
Fuente Cubahora