viernes, 9 de marzo de 2012

Adriana pide a Obama la oportunidad de ser madre

Adriana Pérez O’Connor, esposa de Gerardo Hernández, dijo en Ginebra que aún cuando ya se han agotado todos los recursos legales posibles, ahora lo único que le queda es recibir “un gesto humanitario” de la administración del presidente Barack Obama.
Su esposo paga una condena de dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión en una cárcel de alta seguridad de California y se le ha negado el derecho a recibir visitas de sus familiares de forma regular y sistemática, que de acuerdo con algunos procedimientos especiales de la ONU, “es arbitraria”.
Adriana explicó a Notimex que Gerardo, junto a René González, Antonio Guerrero, Fernando y Ramón Labañino, cubanos antiterroristas también presos en Estados Unidos, trataban de evitar actos terroristas y señaló que el proceso ha sido desgastante sobre todo al ver cómo el gobierno de Washington utiliza “una falsa imagen de su lucha contra el terrorismo”.
Señaló que no ha tenido el derecho a la maternidad a pesar de que es algo que le han pedido al gobierno de Estados Unidos. “El reloj biológico va marcando su etapa final para ser madre”, lamentó Adriana de 42 años.
Expresó su tristeza por no tener la posibilidad de darle aliento y acompañamiento, a Gerardo, en momentos difíciles como fue el de recibir su sentencia a cadena perpetua o la pérdida de su madre”.
Pérez O’Connor se encuentra en Ginebra, Suiza, para entrevistarse con responsables de distintas organizaciones de la ONU para aumentar la presión contra Estados Unidos y buscar la liberación de Hernández y otros cuatro cubanos acusados en juicios irregulares en Miami y condenados a exhorbitantes penas.