jueves, 28 de abril de 2011

Trabajadores de la fábrica Caribe desfilarán con nuevos records productivos el Primero de Mayo

Por: Ileana Ortega Pozo
ileanaypunto@yahoo.es

La Habana.- Unidad, productividad y eficiencia es el lema que identifica a los trabajadores cubanos este primero de Mayo. Más que una consigna esta debe ser una misión diaria en cada empresa del país.

Los trabajadores de la fábrica de conservas y vegetales Caribe perteneciente a la empresa de Conservas Doña Delicias son ejemplo de este apotegma. Nuevas cosechas, nuevas líneas productivas mantienen en su labor cotidiana a los hombres y mujeres de esa industria.

La cosecha de ajo que en años anteriores trajo pérdidas para sus productores en el campo, encuentra una alternativa de aprovechamiento por este colectivo.

Desde finales de marzo último la empresa comenzó a recibir envíos de lotes de ajo fresco, que por tener cabezas más pequeñas o la cabeza del ajo estar abierta, los productores no los llevan a los mercados y se destina a las industrias procesadoras.

La molienda de años anteriores de un ajo desvanecido afectaba la calidad del producto final. Caribe perfeccionó su línea tecnológica, y hoy elabora una pasta de ajo de una mejor terminación.

Como resultado del buen aprovechamiento de las máquinas, alcanzan ahora mayor eficiencia y un producto de calidad para el pueblo.

Los trabajadores de la Fábrica de conservas y vegetales Caribe procesan diariamente ocho toneladas de ajo fresco, hoy el productor tiene un destino para su cosecha, alejado de burocratismos que imposibilitaban el libre flujo de productos frescos del agro a la industria.

La contratación se realiza directamente con los productores: las empresas de cultivos varios, unidades de acopio, cooperativas etc. Una buena relación de trabajo, agricultura –industria, que facilita la comercialización de un producto tan demandado por el pueblo como es el ajo.